Volviendo a la normalidad en Valgañón, empezamos a recibir clientes tras el COVID.

Parece que nos hayan robado la primavera, pero el verano ya llega con calorcito y buen tiempo. En estas fechas subir a pasear o recoger leña por el hayedo tras la fuente de las Señoritas es un lujazo aprovechando el fresquito del sombrío.

 

Hayedo de las Señoritas en Valgañón