20150219_141754Uno de los grandes atractivos de esta vida rural es el contacto directo con la naturaleza y en nuestro pueblo de la sierra riojana, Valgañón, el mejor lugar para ello es la Dehesa de Valgañón.

No me refiero al lugar físico tan maravilloso del que se trata, sino al hecho en sí de subir allí por una u otra razón y en las distintas épocas del año. Subir a la dehesa, o más en general al monte, tiene mucho que ver con el aprovechamiento de los montes, algo muy ligado a la vida rural que queremos describir en este blog y al mantenimiento de las costumbres de los pueblos.

La dehesa nos ofrece multitud de posibilidades y productos a lo largo del año y en otras entradas detallaremos más aún cada una de estas labores y aprovechamientos que ahora solo nombraremos de pasada.

Cualquier motivo es bueno para subir a la dehesa pero siempre nos buscamos una excusa para acercarnos a la naturaleza como si fuera una obligación.

20150128_141655

Podemos subir a buscar hongos o setas, bajar leña, endrinas o maguillas para elaborar licores, piñas para encender la lumbre o para decoración o incluso por motivos mucho más banales como pasear a los perros o avistar buitres u otras aves. Hay quien busca despejarse y nada más que respirar aire fresco y hay quienes suben a pegarse una paliza de trekking o btt.

Como tantas cosas tan gratificantes en la vida que no se pueden comprar con dinero.

Asando en la dehesa

Verduras en la dehesa