Feliz Año Nuevo.

Los primeros días del año siempre subimos a la dehesa de Valgañón para recordar la obligación que nos autoinponemos de subir cada día a la naturaleza o hacer algún deporte al aire libre.